Creemos que Dios HOY sana y libera, que Dios HOY habla a Su pueblo a través de los profetas, y que HOY pone a disposición de los escuadrones de Su reino las armas espirituales, las estrategias necesarias y Su ejército angelical para vencer al enemigo.

Creemos que cada hijo de Dios debe ser un ministro. Cada creyente ha recibido dones y ministerios que debe desarrollar y poner al servicio de Dios y Su pueblo.

El modelo de iglesia donde el pastor es el "hombre orquesta" y los feligreses sólo reciben pasivamente en las bancas, está fuera del modelo bíblico. Dios está llamando a Sus hijos, a TODOS sus hijos, a trabajar para Él y a dar batalla contra el enemigo, a arrebatarle su presa para ayudarla a entrar en el Reino de Dios. Y para que Su pueblo pueda hacerlo, nuestro Señor está activando dones y derramando el poder de Su Espíritu sobre Su Iglesia.

Son tiempos de guerra espiritual los que estamos viviendo. Dios está llamando a Su pueblo a no ignorar las maquinaciones del enemigo, a vestir toda la armadura de Dios y a resistir al diablo a fin de hacerlo huir.

Recordemos su promesa:

"Edificaré Mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella." -Mateo 16:18